ALERTA: A criminalidade e a violência crescem de forma assustadora no Brasil. Os policiais estão prendendo mais e aprendendo muitas armas de guerra e toneladas de drogas. A morte e a perda de acessibilidade são riscos presentes numa rotina estressante de retrabalho e sem continuidade na justiça. Entretanto, os governantes não reconhecem o esforço e o sacrifício, pagam mal, discriminam, enfraquecem e segmentam o ciclo policial. Os policiais sofrem com descaso, políticas imediatistas, ingerência partidária, formação insuficiente, treinamento precário, falta de previsão orçamentária, corrupção, ingerência política, aliciamento, "bicos" inseguros, conflitos, autoridade fraca, sistema criminal inoperante, insegurança jurídica, desvios de função, disparidades salariais, más condições de trabalho, leis benevolentes, falência prisional, morosidade dos processos, leniência do judiciário e impunidade que inutilizam o esforço policial e ameaçam a paz social.

quarta-feira, 8 de junho de 2011

ESTRÉS POLICIAL - O ESTRESSE POLICIAL


Cien policías están de licencia por carpeta médica o psiquiátrica - Diario La Capital - 06 JUN 2011

Según cifras oficiales de la Jefatura Departamental, de los 1.500 policías que hay en Mar del Plata unos 100 están de licencia por carpeta médica o psiquiátrica.

El número de efectivos que no se encuentra trabajando actualmente es similar al registrado en el mismo período del año pasado. El hecho de enfrentarse a situaciones peligrosas incide sobre la salud de los agentes.

De acuerdo con estadísticas de organismos de salud, los policías argentinos tienen más factores de riesgo de sufrir un infarto que la población general.

El hecho de trabajar en la calle genera una mala alimentación (La mayoría ingiere comidas rápidas, recalentadas e hipergrasas), sedentarismo y mayor número de fumadores. Y a esto se le suma el estrés.

La cantidad de días promedio laboral -algunos trabajan más de cinco días por semana- y el hecho de que muchos hacen horários rotativos son dos de los factores que más inciden sobre la salud de los efectivos.

Algunos estudios han puesto de manifiesto que la emoción más experimentada por los agentes es el estrés. La mayoría de lãs veces, el policía desarrolla su labor en un entorno conflictivo y arriesgado, sobre todo cuando debe actuar o intervenir en situaciones de seguridad y atención ciudadana. En otras ocasiones, lãs intervenciones aparentemente resultan ser inofensivas pero pueden complicarse hasta convertirse en situaciones críticas y peligrosas.

Por otro lado, las herramientas de trabajo del efectivo (el arma y El bastón policial) generan o añaden un riesgo que puede considerarse como factor de estrés.

Por estas razones, es necesario que el agente reúna una serie de requisitos que lo ayuden a enfrentar con éxito cualquier tipo de situación estresante: mantener una buena condición física; disponer de una preparación en tácticas policiales; poseer una formación de técnica de tiro; conseguir una perfecta condición psicológica y un adecuado control mental sobre situaciones estresantes.

"Se produce estrés cuando las cargas y las demandas psicológicas, sociales y laborales superan la capacidad de respuesta de la persona -explicó Daniel López Rosetti, presidente de la Sociedad de Medicina del Estrés-. Es entonces cuando aparecen manifestaciones físicas a las que hay que prestar atención". Algunas son: ansiedad, insomnio, irritabilidad, trastornos digestivos, taquicardia, cefalea, cambios en el carácter, dolores musculares, palpitaciones, suba de la presión arterial, miedos.

Según vários especialistas consultados, las características individuales son determinantes.

La personalidad de tipo A pertenece a quienes son más ansiosos, obsesivos, que se toman a pecho situaciones en las que otros responden de manera más calma.

Un dato: el factor estrés está en el mismo nivel de riesgo para el cuerpo que el sedentarismo, el tabaquismo y el sobrepeso.

Quienes sufren más estrés son los policías con poco poder de decisión. "Todos decimos que nuestros trabajos nos estresan. El ser humano tiene estrés y eso es normal. Pero cuando la situación se prolonga lleva al distrés, que puede producir enfermedades físicas y psíquicas de cualquier tipo", explican los expertos.

El distrés produce aumento en la presión arterial, incremento de azúcar en sangre y mayor intensidad de los latidos. También provoca un aumento del metabolismo y esto puede llevar a sufrir enfermedades del corazón y derrames cerebrales, además de trastornos digestivos.

Pero no sólo eso: puede producir desde un resfrío hasta câncer y diversos problemas psicológicos.

Los especialistas sostienen que la remuneración económica es muy importante, pero el reconocimiento del trabajo realizado juega un rol clave. Y para prevenir enfermedades recomiendan a los policías realizar una caminata de media hora todos los días; mantener el colesterol bajo control y hacer una dieta sana, alejada de las grasas.

Es decir, nada nuevo: una mente sana en un cuerpo sano.

Texto original. Matéria indicada pelo Cel Mamedes.